miércoles, 23 de diciembre de 2009

La fiesta más larga

Un día cualquiera de noviembre nos anuncian en las noticias que se va a emitir el esperado anuncio de Freixenet. En ese mismo momento, nos damos cuenta de que empieza la Navidad. Falta un mes para el 25 de diciembre, pero estas fiestas han comenzado, al menos, para el Corte Inglés, para el turrón de Suchard o para las jugueterías, en las que según un estudio de la Asociación Española de Juguetes nos gastaremos este año 187 euros por niño.

La superficialidad está presente en todas partes, salimos a la calle y encontramos luces de colores que recorren los caminos, pinos de Navidad en numerosas tiendas, niños haciendo cola durante horas para ver a los Reyes Magos en un centro comercial y un Papa Noel de medio metro colgado de cualquier balcón. Incluso, la mayoría de las felicitaciones navideñas que recibimos, de personas con las que a penas hemos hablado este año, son resultado de la imposición de adelantar la Navidad con el único fin de acrecentar el consumismo, que llega a ser en alimentación, por ejemplo, hasta un 30% más alto. Ésto no es una forma de aumentar la ilusión, es una manera de programarnos los sentimientos.

Es normal que nos indigestemos con las uvas si hemos estado mes y medio sin parar de beber Codorniu y comer turrones Antiu Jijona. La misma suerte correrán los peces en el río si la situación sigue así y cada año empiezan a beber antes. No creo que haga falta comprarse ropa de color rojo para empezar el año con suerte, ni que un niño deje de ser niño si los Reyes Magos no le traen la Wii. La decoración navideña ha pasado a ser una maratón y un concurso entre los vecinos por tener el balcón más ostentoso del edificio. Nos pasamos semanas inmersos en una rutina planeada, que no nos permite darnos cuenta de que lo que realmente disfrutamos son esos cuatro días que compartimos con nuestros seres queridos.




jueves, 9 de julio de 2009

Volviendo



Pensaba que había abandonado el blog para siempre. Pero estoy cansada de abandonar los propósitos antes casi de haberlos empezado. El inglés, la guitarra, el deporte... Me gusta escribir, necesito hacerlo y siempre lo he hecho, desde mucho antes del boom de Internet. Asi que creo que éste puede ser un propósito fácil de cumplir. Desde la última vez que escribí en esta página han pasado ya meses, y lo cierto es que casi todas las noches me he acostado en mi cama pensando un montón de paranoias que creía que eran buenas para escribirse aqui. El problema es que cuando te despiertas no recuerdas ni la mitad de todos esos pensamientos tan bien organizados en tu mente que despertaban el interés de toda persona curiosa. Por otro lado, los pocos pensamientos de los que consigues acordarte, son pensamientos que quizá desearias también olvidar. Cuando uno se despierta por la mañana, todo eso que le parecía tan real por la noche ha cambiado por completo su significado. Pasan a ser razonamientos estupidos y vergonzosos que ni siquiera sabes como han podido llegar a tu cabeza. De alguna manera durante la noche dejamos todos esos sueños con nuestros verdaderos sueños, de forma que al levantarnos somos una persona distinta con ideas distintas. Pero ¿es cierto que durante el día volvemos a recuperar todas esas ideas volviendo a convertirnos por la noche en auténticos filosofos? ¿O tal vez es mi cabeza de una chica de 20 años que piensa demasiado la única que experimenta ésto?

La cuestión es que después de haber dejado de escribir mil acontecimientos durante todo este tiempo, hoy he decidido volver. No sé si será porque llevo dos días de vacaciones y no he hecho asolutamente nada todavía. No sé si será porque todos mis amigos están de fiesta por ahí, mientras yo me quedo en casa a causa de una pastilla anticonceptiva que me tiene enferma del estomago, pero que evidentemente consigue totalmente su finalidad anticonceptiva si tenemos en cuenta que con estos horribles sintomas el método que lleva a cabo es el de la abstinencia. No sé si será, tal vez, porque a pesar de ser una pastilla que te deja la piel como el culito de un bebe, yo me he despertado con un espantoso cuerno en la frente que me impide por dignidad salir de casa. Pero yo me inclino a pensar que son todo este cúmulo de cosas junto con una buena dosis de capítulos de Sexo en Nueva York, lo que hacen que este escribiendo ahora. Alomejor es que todas las chicas que vemos esa serie soñamos con ser Carrie Bradshow, con poder vivir de escribir lo que pensamos, las dudas que nos atormentan cada día y que están mucho mejor dentro que fuera. Aunque yo lejos de parecerme a ella, no tengo la suerte de salir con importantes y atractivos hombres de negocios, no se puede escribir lo mismo en la Gran Manzana que en la humilde Zaragoza, no camino por la calle en tutú y mi foto tampoco recorre mi ciudad en los autobuses. Pero, querida Carrie, hay algo que comparto contigo, yo también soy soltera y fabulosa. Estos dos adjetivos son parte de lo que hace que tanta gente se sienta identificada con los pensamientos de la protagonista de esta serie. Así que como aun llevo media hora escribiendo y no he definido realmente el tema de mi entrada, me voy a limitar a poner algunos de estos pensamientos de Carrie, que perfectamente podrían estar escritos por otras miles de personas que los compartimos.

"En las relaciones amorosas hay una línea muy fina entre el placer y el dolor, de hecho mucha gente cree q una relación sin dolor es una relación q no vale la pena. Para muchos el dolor implica evolución, pero ¿cómo saber donde acaba el dolor evolutivo y empieza el dolor lacerante? Si seguimos caminando por esta línea somos masoquistas u optimistas?y ¿cómo saber en una relación cuando ya es suficiente?"

lunes, 30 de marzo de 2009

Cumpleaños de un estupendo

El Jueves pasado tenía claro que no iba a ser un día normal porque celebrábamos el cumpleaños de SalvaDior. Pero fue mucho menos normal de lo planeado. La noche anterior me había llevado un disgusto que hacía tiempo se veía venir... pero cuando las cosas pueden ir peor, van peor.Ésto hizo que no durmiera a penas en toda la noche, tampoco me costo despertarme porque los nervios me seguían impidiendo dormir, asi que aun estando preparada con tiempo...perdí el autobusj como es ya casi costumbre. Decidí cogerme el de las 11:oo, pero mientras lo esperaba daba vueltas por el centro de Zaragoza escuchando música en el mp3. Si hay algo que pueda hacerte más daño, y al mismo tiempo ayudarte, ese algo es la música. De repente me di cuenta de que no era capaz de ir ese día a la universidad, llamamé orgullosa pero la usj no podía ver así a laualé. Quedé con SalvaDior después del busj de las 11:00 y mientras seguí con mi paseo. Me topé con un escaparate y allí estaba él: EL VESTIDO. No era el vestido de mi vida, pero era el vestido exacto que estaba buscando para la boda de mi prima. Me acerqué contenta de que algo bueno me pasará ese día y cual fue mi sorpresa cuando vi el precio: 2898 €.¿hola?En ese momento pensé en la cantidad de famosas que lo encontrarían hasta barato y también me convencí a mi misma de que a mi me quedaría mejor, porque ese vestido estaba hecho para mi y punto. Realmente no creo que yo sea una de esas chicas que no han nacido para soñar en vestidos de ese tipo. Yo SI he nacido para llevar esos vestidos, pero NO he nacido para comprarlos. Y ésto no me importa en absoluto, porque aunque fuera millonaria me daría muchísimo palo gastarme todo ese dinero en un solo día, ni siquiera eso, en unas pocas horas... así que ¡vivan los modernos que se compran ropa de 3€ y la transforman!Después de 4 capítulos de Sexo en Nueva York y 6 cafés llegó SalvaDior. Yo ya no era persona, estaba tirada en una ventana de Plaza España, la cafeína había causado estragos en mi pulso, tenía el pelo recogido en una cutre coleta, la cara pálida, casi nada de maquillaje y una cara horrible. Caí semimuerta en los estupendos brazos de SalvaDior, todavía me moría más cuando me daba cuenta de que la dura y siempre sonriente laualé había caido y estaba haciendo algo impensable para ella: llorar delante de alguien. Le conté todo, tomamos un agua porque nada que tuviera cafeína era saludable en esos momentos para mi, dormí todo lo que no había dormido la noche anterior, me puse mala, me di una ducha y me dije a mi misma: laualé arregla esa cara y esas pintas ahora mismo porque es impensable que tu faltes a tal acontecimiento. Así que intenté hacer un milagro y salí a reunirme con mis amigusj. En un pis pas allí aparecí, en el SalvaDior's birthday.


Bebimos, reímos e incluso tuvimos que perrear















Conocí por 3º vez a este hombretón de rojo, y esta vez creo que se acordará de mi como la chica que defiende a Crepúsculo

Y empecé a notar que mi cambio había ayudado en mi estado de ánimo cuando me puse a posar como una loca




Y a morder al fotógrafo...



mientras continuabamos la fiesta

Conclusión de la noche
El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

miércoles, 25 de marzo de 2009

El principio del fin

Hay etapas de tu vida que marcan claramente un final en ella, y como siempre, cuando algo se acaba algo nuevo empieza también. Con este comienzo inauguro mi blog, algo, que si soy sincera, siempre dije que no me haría. No tengo claro sobre lo que voy a escribir, no tengo claro si lo sacaré adelante... alguien me dijo una vez que los principios nunca son fáciles, pero con el tiempo te das cuenta de que lo realmente dificil son los finales y que cuando estás en ellos solo recuerdas aquel día en el que empezaste algo que no sabías lo que era...hoy es uno de esos días.

No, no estoy inventando la vacuna contra el cancer.
No estoy haciendo la paz en el mundo.
No estoy salvando al medio ambiente...

Pero quien sabe lo que una pequeña acción (como abrir un blog) puede cambiar tu vida, o la de alguien....


Agradecimientos a:

Salvadior por motivarme a abrir un blog http://salvadior.blogspot.com

Andrex por la foto que acompaña al título de mi blog (no ha habido forma de encontrar tu blog...ya investigaré)

Víctor por ayudarme a buscar nombres para el blog, aunque al final haya optado por lo simple www.vvvfotografo.blogspot.com